viernes, julio 25, 2014

Pies Perfectos Con Pedicure Hecho En Casa




Con estos pasos podrás hacer un perfecto pedicure tipo spa en la comodidad de casa. Toma nota:

1.Retira el esmalte. Debes retirar muy bien el esmalte de tus uñas, en caso de que las traigas pintadas, con una torunda de algodón y quita esmalte o acetona.


2.Relájate. Abre las ventanas, deja que fluya la brisa por tu casa, ponte música. Luego llena un recipiente con agua tibia (no caliente) y añade sales de baño o unas gotas de aceite esencial de lavanda para una mayor relajación. También puedes hacer más agradable el momento agregándole al agua unas flores. Deja tus pies en remojo durante 15 minutos.
 Mientras, disfruta de la sensación del agua, el aroma del aceite y la música.




33.Cuida tus uñas. Corta las uñas rectas. Una buena medida para evitar cortar las uñas demasiado cortas es respetar el largo de la yema. Cuando la uña es mucho más corta que esta, aumenta el riesgo de uñas encarnadas. Las tijeras o cortaúñas  se usan siempre para trazar cortes rectos, ni oblicuos ni ovalados. Son el instrumento más idóneo cuando se requiere un corte limpio, pero con la tijera nunca deben recortarse los laterales de las uñas, porque automáticamente se cambiaría la forma y sentido de su crecimiento.



4.Lima y da forma a tus uñas. Para dar forma y suavizar las puntas de las uñas, conviene limar esquinas y bordes. Hay que empezar por la parte más rugosa de la lima para dar forma y a continuación usar el lado de grano más fino para suavizar. La clave es limar en una única dirección para evitar romper y rayar la uña. En caso de tener tendencia a sufrir uñas encarnadas una buena idea es utilizar el limador y empujador, deslizando suavemente el final de la lima para levantar la uña. Intentar levantar la parte encarnada para aliviar presión, y repetir hasta que la uña recupere su forma natural.
Ten en cuenta que las uñas de los pies son más gruesas y de crecimiento mucho más lento que las uñas de las manos, por lo que conviene usar limas de grano más grueso.


5.Trata las cutículas.  Aplícate un producto para ablandar cutículas y deja actuar por un minuto. Luego sumerge tus pies brevemente en agua tibia. Con las cutículas ya suavizadas empújalas hacia atrás con un palito de naranja o elimínalas con un cortaúñas o alicate especial para uñas.



6.Suaviza. Usando una lima y con tus pies humedecidos, elimina las células muertas de las plantas de tus pies. Finaliza con la piedra pómez.




Y ahora el masaje. Puedes utilizar una crema exfoliante o ¡crear la tuya! Solo necesitas azúcar  o harina de maíz, aceite de oliva y aceite esencial (el que desees) solo tienes que unir los ingredientes y masajear tus pies y piernas con movimientos circulares en las plantas y los empeines, para liberar la tensión que allí se acumula.








. 8. Acabado. Aplica un poco de crema humectante en pies y piernas. Limpia las uñas con alcohol o quita esmalte. Antes de pintarlas nuevamente, aplica  siempre base para protegerlas y conseguir que el esmaltado perdure por más tiempo. Siempre da dos capas de color y con un espacio de 2 minutos entre ellas. Finaliza con una capa de esmalte de brillo, tus uñas luciran brillantes y pulidas.


9.Una vez secas tus uñas aplica aceite para cutículas para suavizarlas y listo!!



Se toma su tiempo pero vale la pena!!  ;)